El castillo de Neuschwanstein (Schloss Neuschwanstein en alemán) es uno de los castillos más famosos en todo el mundo. También es una de las principales atracciones turísticas de Alemania, con aproximadamente 1,3 millones de visitantes al año.

Neuschwanstein es un castillo de cuento de hadas hecho realidad y sirvió de inspiración para crear el castillo de Disney.

Yo he estado allí y puedo decir que merece la pena visitarlo. Es tan impresionante como en foto, tanto por fuera como por dentro. Por eso quiero compartir contigo una guía con información sobre cómo llegar y con mis consejos y otros datos interesantes para preparar la visita.

Pocos castillos en el mundo son tan majestuosos y mágicos como el de Neuschwanstein. Si te gustan este tipo de atracciones, solo puedo recomendar que lo visites. Es tan espectacular por dentro como por fuera, y la historia que esconde el castillo de Neuschwanstein, con el rey Luis II como protagonista, también es fascinante.

neuschwanstein instagram spot

Cómo llegar al castillo de Neuschwanstein

De Múnich al castillo de Neuschwanstein

La manera más habitual para ir de Múnich a Neuschwanstein es en coche por la A7. Se tarda en llegar alrededor de dos horas y lo puedes hacer como excursión de un día si alquilas un coche. Desde Múnich también puedes unirte a una excursión en grupo o ir en un autobús de Flixbus, que tarda tres horas en llegar.

Puedes reservar la excursión desde Múnich con las entradas incluidas

De Innsbruck al castillo de Neuschwanstein

Aunque Innsbruck está en Austria, la distancia a Neuschwanstein es menor desde Innsbruck que desde Múnich. Puedes llegar en coche en 1 hora y 40 minutos. Solo hay que seguir la A12 y después cambiar a la B179.

Si lo prefieres, también puedes unirte a una excursión grupal o ir en autobús.

De Innsbruck al castillo de Neuschwanstein

Ir a Neuschwanstein en tren

La estación de trenes más cercana al castillo de Neuschwanstein es la de Füssen, adonde puedes llegar en tren desde Múnich y otras ciudades alemanas.

Cómo reservar y comprar entradas para el castillo de Neuschwanstein

Las entradas para el castillo de Neuschwanstein solo se pueden reservar y comprar con antelación o el mismo día de la visita en la oficina que hay en el pueblo de Hohenschwangau. En temporada alta es aconsejable comprar las entradas con tiempo.

Yo recomiendo comprar las entradas que permiten saltarse la cola y que incluyen una visita con un guía profesional. Puedes comprar tus entradas sin cola aquí.

En otras épocas del año, puedes comprar las entradas el mismo día de la visita si vas temprano. Casi todos los hoteles ofrecen ir a la oficina de entradas al día siguiente, cuando abre.

El interior del castillo de Neuschwanstein

Foto: Shutterstock

Puente de María (Marienbrücke)

Desde este puente se pueden contemplar las emblemáticas vistas del castillo de Neuschwanstein. El puente de María se llama Marienbrücke en alemán. Está a unos 15 minutos caminando de Neuschwanstein.

Puente de María (Marienbrücke)

El mirador más allá de Marienbrücke

Si sigues caminando al otro lado del puente y subes los senderos de las colinas, llegarás a otro mirador en unos 10 minutos. Allí no suelen llegar muchos turistas, así que se pueden hacer unas fotos estupendas del castillo de Neuschwanstein.

Más información sobre el castillo de Neuschwanstein

Se suele decir que el castillo de Neuschwanstein es un castillo de cuento o un castillo de Disney, ya que sirvió de inspiración a Walt Disney para crear el castillo de Cenicienta. Neuschwanstein lo mandó construir el rey Luis II de Baviera. La construcción tardó 22 años en completarse.

Es un castillo de estilo neorromántico que se construyó a finales del siglo XIX pese a tener un aspecto medieval. El estilo refleja los deseos del rey de Baviera, que disfrutaba mucho de los cuentos caballerescos. La torre más alta del castillo de Neuschwanstein tiene casi 65 metros (213 pies).

El nombre del castillo significa, literalmente, “nuevo cisne de piedra”. En sus orígenes se le dio el nombre de castillo de Hohenschwangau en un intento de recrear el lugar donde pasó su infancia el rey Luis.

El nombre actual deriva de uno de los personajes de la ópera de Richard Wagner Caballero del cisne. Sin embargo, el nombre se cambió tras la muerte del rey. Unas pocas semanas después de su fallecimiento, el castillo abrió al público y se convirtió en una de las atracciones turísticas más visitadas de la región.

Castillo en Bavaria

Foto: Shutterstock

Datos curiosos sobre el castillo de Neuschwanstein y el rey Luis II

  • El castillo se construyó exclusivamente para el rey Luis II, que no quería que nadie lo visitara.
  • El rey Luis II solo durmió 11 noches en el castillo de Neuschwanstein.
  • El castillo de La bella durmiente está inspirado en el de Neuschwanstein.
  • Neuschwansteines uno de los lugares más fotografiados del mundo.
  • El rey Luis II murió antes de que se completara la construcción.
  • Legoland, en Günzburg, cuenta con una réplica hecha con más de 300.000 piezas de Lego.
  • El castillo aparece en la película Chitty Chitty Bang Bang.
  • Se dedican más de 14,5 millones de euros al año a su mantenimiento.
  • El castillo de Neuschwansteinahora pertenece al estado de Baviera.

Información práctica antes de visitar el castillo de Neuschwanstein

  • No está permitido hacer fotos ni vídeos dentro del castillo.
  • La visita se debe hacer con uno de los tours del castillo de Neuschwanstein.
  • Se pueden reservar las entradas con antelación.

Información práctica antes de visitar el castillo de Neuschwanstein

Datos rápidos sobre el castillo de Neuschwanstein

  • Visitantes anuales: aproximadamente1,3 milliones
  • Año de inicio de la construcción: 1869
  • Finalización de la construcción: 1892
  • Arquitecto: Eduard Riedel

¿Dónde está el castillo de Neuschwanstein?

El castillo de Neuschwanstein está en Baviera, en lo alto de una colina sobre el pueblo de Hohenschwangau, en el municipio de Schwangau, en el sur de Alemania.

Horarios de apertura

  • De abril al 15 de octubre:de 9.00 a 18.00.
  • Del 16 de octubre a marzo:de 10.00 a 16.00.

El castillo de Neuschwanstein abre todos los días, excepto el 1 de enero y el 24, 25 y 31 de diciembre.

Entradas

  • 13 euros la entrada normal con visita guiada incluida.
  • Los niños y los jóvenes menores de 18 años pueden entrar gratis.

Königsticket: entrada combinada para el castillo de Neuschwanstein y el de Hohenschwangau con un precio de 25 euros.

Transporte para subir al castillo

Los visitantes pueden elegir entre subir a pie, ir en autobús lanzadera con un billete de ida y vuelta por 2,60 euros, o subir en carruaje de caballos.

A pie

El paseo hasta el castillo lleva unos 30-40 minutos. Es bastante cuesta arriba, pero si estás en forma no debería ser un problema. Si quieres ir al mirador de Marienbrücke, tendrás que caminar 10-15 minutos más.

En autobús lanzadera

El autobús llega hasta el aparcamiento y desde allí hay que caminar unos 200 metros hasta la entrada. Es una opción muy práctica para personas mayores o con algún problema de movilidad. El autobús también va hasta Marienbrücke.

Eso sí, si tienes algún problema de movilidad puedes encontrarte con problemas para visitar el castillo de Neuschwanstein.

Paseo en coche de caballos

Por favor, no apoyes este cruel medio de transporte. Los caballos pasan el día tirando de los turistas por carreteras empinadas. No es una forma de transporte romántica, es maltrato animal.

Es mejor ir caminando o acercarse en el autobús hasta el castillo, que es más barato y más cómodo.

El interior del castillo de Neuschwanstein

La única forma de entrar al castillo de Neuschwanstein es con una visita guiada. No me suelen gustar los tours guiados, pero lo cierto es que este está bastante bien y, como es la única forma de acceder, es la mejor opción de la que disponen los visitantes.

El interior es completamente fascinante. Es un castillo real de ensueño. Estoy seguro de que no te decepcionará.

Es un poco triste que no esté permitido hacer fotos del interior del castillo, pero quizá sea lo mejor. Llegué sin ninguna expectativa y tenía curiosidad por ver el interior con mis propios ojos. A continuación puedes ver algunas fotos con licencia de uso.

El interior del castillo de Neuschwanstein

Foto: Patryk Kosmider / Shutterstock.com

Lugares cercanos para comer

En el pueblo de Hohenschwangau y en Füssen hay varios lugares donde puedes comer. Si buscas algo cerca del castillo de Neuschwanstein, sugiero el Schlossrestaurant Neuschwanstein o la cafetería del interior del castillo.

Hoteles recomendados cerca del castillo de Neuschwanstein

Hay varios hoteles cerca del castillo, pero recomiendo estos dos en particular porque tienen una buena relación calidad-precio.

El rey Luis II de Baviera (el “rey loco”)

El rey Luis II era un personaje peculiar según cuentan las historias. Nació en 1845 y era hijo de Maximiliano II de Baviera y María de Prusia. Se convirtió en rey a la edad de 18 años y ocupó el trono bávaro durante 22 años.

Nunca se casó y no se le conoció ningún amante. Aun así, por sus diarios y sus cartas se sabe que se sentía atraído por otros hombres. El rey Luis II tenía fobia social y se mantuvo alejado de la sociedad durante sus últimos años.

También se sabe que le gustaban los cuentos de hadas antiguos y las óperas de Richard Wagner. Los muros de Neuschwanstein están repletos de frescos con escenas de óperas de Wagner. Se dice que el rey Luis II se inspiró en distintos castillos y palacios del mundo cuando mandó construir el castillo de Neuschwanstein.

En 1886, el rey Luis II fue apartado del trono al ser declarado mentalmente enfermo y, por tanto, incapaz de reinar. Dos días después se encontró su cuerpo en el lago. Nunca ha quedado claro si fue un accidente o se trató de un asesinato.

La segunda hipótesis tiene sentido, porque los ministros llevaban tiempo buscando su caída. Acusaban al rey Luis II de arruinar la economía bávara con sus castillos extravagantes, pero lo cierto es que sus castillos se financiaban con su propia fortuna.

Lee más sobre el rey Luis II

El rey Luis II de Baviera (el “rey loco”)

Castillo de Hohenschwangau

Este es el castillo original de Hohenschwangau, donde el rey Luis II creció y pasó su infancia. Se puede acceder al castillo de Hohenschwangau con una visita guiada.

Si compras la entrada combinada Königsticket por 25 euros, podrás visitar los dos castillos.

Castillo de Hohenschwangau

Museo de los Reyes Bávaros

Si eres un apasionado de la historia, seguro que te interesará visitar el Museo de los Reyes Bávaros. Está en el pueblo de Hohenschwangau y el acceso se puede incluir en una entrada combinada.

En este museo conocerás más detalles sobre la Casa de Wittelsbach, una de las dinastías más antiguas de Europa.

Museo de los Reyes Bávaros

Vídeo del castillo de Neuschwanstein

¿Quieres ver mejor el castillo de Neuschwanstein? Rick Steves lo visitó hace unos años y nos cuenta más detalles en el vídeo que comparto a continuación.

Otros lugares cercanos interesantes

Castillo de Hohenschwangau Museo de los Reyes Bávaros
Iglesia de Coloman Füssen
Eibsee Linderhof

Mejor época para ir al castillo de Neuschwanstein

Cada estación tiene su encanto, así que nunca es un mal momento para visitar el castillo de Neuschwanstein. El otoño es bastante popular entre los fotógrafos por los colores del paisaje. El verano es la temporada alta, cuando va la mayoría de los turistas, mientras que en invierno es cuando menos gente visita el castillo.

En invierno puedes esperar encontrar nieve y frío. En verano y en otoño probablemente tengas unas buenas vistas desde Marienbrücke. Quizá la primavera sea la “peor” estación para ir Neuschwanstein, aunque tampoco es una mala opción.

En primavera es habitual que haya niebla y eso hace que no se pueda disfrutar de las vistas desde el puente. Eso nos pasó a nosotros cuando fuimos a finales de abril del año pasado. Por suerte, pudimos volver tres días después con un tiempo más despejado.

Castille de Neuschwanstein en otoño

Foto: Shutterstock

Neuschwanstein en invierno

Como ves, en invierno las vistas también son preciosas. El paisaje es completamente diferente porque un manto de nieve lo cubre todo y se puede disfrutar de una versión diferente de este castillo de cuento.

Castillo de Neuschwanstein en invierno

Foto: Shutterstock

Recuerdos del castillo de Neuschwanstein

Hay varias tiendas de souvenirs donde se pueden comprar los típicos recuerdos de Neuschwanstein. Los puzles son un clásico, pero también encontrarás vajillas, imanes, tazas y postales.

Como yo creo en el minimalismo, recomiendo que, en vez de comprar un montón de objetos, saques muchas fotos que te permitan recordar el viaje.

Recuerdos del castillo de Neuschwanstein


¿Tienes más preguntas sobre el castillo de Neuschwanstein? Deja un comentario a continuación y estaré encantado de responderte.